Criaturas Asesinas (1983)

the deadly spawn - poster

Título: The Deadly Spawn / Return of the aliens: The deadly spawn (Criaturas asesinas)
Año: 1983
Director: Douglas Mc Keown
País:  EEUU
Duración:  78 minutos

Todo empieza con un meteorito, para variar, al más puro estilo “The Blob”. Dos campistas que pasaban la noche en las afueras de la ciudad, se adentran en el bosque para averiguar qué ha sido el destello. Lo que encuentran en el lugar del impacto, no es otra cosa que una horrible muerte a manos de una horrible y hambrienta criatura desconocida, procedente de otro planeta.

A la mañana siguiente, la acción se sitúa en la casa del joven Charles (interpretado por el hijo del ilustrador Tim Hildebrandt), un pequeño gran aficionado al cine de terror. Mientras sus padres planean una excursión, fuera llueve con fuerza, por lo que el padre de familia baja al sótano para comprobar que no se inundará. Nunca sabremos si el sótano quedará anegado por la lluvia, pero sí por la sangre de los padres del joven. Primero la de él, y luego la de su mujer, que baja alertada por la tardanza de este y corre su misma suerte. Mientras, Charles se prepara para bajar a darles un susto.
El susto se lo lleva él (esto es un decir, porque ni se inmuta) a ver lo que queda de ellos tras ser devorados por la criatura que ahora sí se muestra en todo su esplendor. Se trata de un grotesco gusanoide con varias cabezas, tentáculos, e infinidad de dientes, del que tendrán que escapar Charles, sus tíos, y su hermano mayor Pete, que se encuentra estudiando en casa con unos amigos.

Un film de bajísimo presupuesto y de pretensión prácticamente nula, que ha conseguido pasar a la historia del cine de serie b con cierto halo de culto. Fue filmada durante 3 años, razón por la que el joven protagonista “sufra” cambios de aspecto entre unas escenas y otras, lo cual es delirante. La película, pese a sus carencias (no son pocas, sobre todo a nivel argumental), es una cinta que no escatima en gore y posee algunos momentos memorables. Mención especial para la escena final.
Esta humilde producción, es de mis favoritas por varias razones. Principalmente, por los efectos espaciales totalmente artesanales y el diseño del alíen, que a mi particularmente me encanta. The Deadly Spwan es el resultado de mucha pasión e imaginación, porque queda claro desde el primer minuto que el film no es una maravilla narrativa ni sus actuaciones son para premio, pero se nota que su fin es el de entretener, y saciar la sed de los fans de productos como “Evil Dead” o “Bad Taste”, que encontrarán lo que buscan en esta pequeña desconocida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: