Cuando los mundos chocan (1951)

Cuando los mundos chocan - poster

Título: When worlds collide (Cuando los mundos chocan)
Año: 1951
Director: Rudolph Maté
País:  EEUU
Duración: 83 minutos

El piloto Dave Randall hace llegar un mensaje de alto secreto desde un observatorio en Sudáfrica al astrónomo Hendron, que se en encuentra en Estados Unidos. Hendron confirma lo que los sudafricanos temían: dos planetas a los que han bautizado como Bellus y Zyra, se dirigen a gran velocidad en dirección a la Tierra y las consecuencias no son nada esperanzadoras: Zyra rozará nuestro planeta y este se tambaleará, provocando la crecida de los mares, terremotos y demás inevitables catástrofes. Bellus chocará de manera directa, lo que llevará a la tierra y todo lo que habita en ella a su fin.
A modo de Arca de Noé (una de las muchas referencias bíblicas), un grupo de científicos planea construir una nave que transporte a unos cuantas personas (futuros médicos, profesores o científicos) y animales de varias especies a Zyra, un planeta que orbita junto a Bellus y que suplantará el lugar que ocupaba la Tierra, para empezar allí una nueva vida si las condiciones así lo permiten, claro está.
La noticia no es tomada en serio por el gobierno ni por los países y sus representantes mundiales, que se burlan de las hipótesis del Dr. Hendron y de su grupo de científicos.

Un millonario solitario, el Señor Stanton, decide financiar el proyecto con tal de salvar su vida, así que la construcción de la maquina se pone en marcha a contrarreloj, sólo unos días antes del impacto.
Mientras el inevitable final se cierne sobre el planeta, los no escogidos por el sorteo para subir a la nave pierden los nervios (como avisó Stanton) y atacan a la nave. Entre todo ese caos, surge una historia de amor entre Joyce, la hija del Dr. Hendron y Dave, ante la atenta mirada de Drake, quien iba a casarse con Joyce. La manera de abordar este tema, es otra de las muchas lagunas del guión.
Producida por el húngaro George Pal, un nombre asociado a la historia del cine de ciencia ficción que también estuvo tras las producciones de “Destination Moon” o “War of the Worlds”, estamos ante el típico y entretenido film de la época, aunque con excesivos tintes bíblicos, que si bien siempre se habían manifestado de manera sutil, aquí nos abordan durante todo el metraje de manera evidente.

Tampoco faltan los estereotipos: la codicia del rico, la humildad del sabio, el instinto de supervivencia del ser humano, o ese mensaje “el futuro es de los jóvenes”, que supondrá un importante giro.
He comentado alguna vez la ingenuidad con la que se abordaban estas cintas y esta, como no, es un claro ejemplo de ello. Conclusiones científicas sin ninguna base, una nave que viaja al espacio con butacas como si fuera un avión cualquiera o la incomprensible facilidad con la que Drake comprende que ya no es amado por su prometida, que incluso llega a ayudarla para que ella y Dave puedan llevar a cabo su idílica relación. Eso sí es ciencia ficción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: