La Guerra del Monstruo Colosal (1958)

war of the colossal beast - poster

Título: War of the colossal beast (La guerra del monstruo colosal)
Año: 1958
Director: Bert I. Gordon
País:  EEUU
Duración: 69 minutos

Sería injusto hablar de los films de terror que inundaron los años 50 y 60 y sólo nombrar las grandes obras que pasaron a la historia, pues hay otra historia, que también sigue vigente y es recordada más por cariño que por calidad. En este apartado nos encontramos con esta cinta que supone la secuela de “The Amazing Colossal Man”, un film dirigido un año antes por el amante de las criaturas gigantes Bert I. Gordon, quien también se encarga de rodar esta secuela.
La primera parte relata como el coronel Glen Manning sufre una extraña transformación debido a unas pruebas nucleares en Arizona, que le convierten en un imparable coloso de 18 metros. Tras varios intentos fallidos de detenerle, finalmente el ejército pone fin a la pesadilla y logra abatirlo. El gigante cuerpo de Manning cae al fondo de una presa de agua mientras vemos el rótulo de “THE END”.

Unos años después (aquí es donde comienza el film), comienzan a desaparecer en México varios camiones de alimentos, y en la primera escena de la cinta podemos ver al conductor de uno de ellos conduciendo a toda velocidad mientras mira desesperadamente hacia atrás, pero no se nos desvela la razón. Joyce Manning, la hermana del coronel que ya sufrió la ira del gigante, cree que es obra de Glen y enseguida pone en marcha su búsqueda, confiando en que la bestia la reconocerá.
Efectivamente se trata de Manning, que ahora vive oculto en las montañas de una cordillera en México. El coloso, ahora desfigurado tras la caída en la presa, es drogado y capturado en una cordillera de México que le servía de escondite. El ejército planea llevarlo a los Estados Unidos, pero acabará escapando con sed de venganza contra todo lo que se cruce en su camino.

Con unas claras reminiscencias a King Kong, donde vemos a un gigante monstruo que en el fondo se nos antoja más victima que monstruo, encontramos esta película de facturación resultona, que consigue entretener y dejar alguna buena escena como la del autobús de los niños, y sacarnos una sonrisa con sus rocambolescas escenas (esa jeringuilla gigante transportada entre dos personas…), o con sus deficiente efectos especiales que dejan bastante que desear en general.

En definitiva, para romanticones de la serie B.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: