Atrapados (2005)

feast-poster

Título: Feast (Atrapados)
Año: 2005
Director: John Gulager
País:  EEUU
Duración: 88minutos

En un bar en medio del desierto, regentado por la fauna más extravagante del lugar, está a punto de ocurrir algo… Un día como otro cualquiera en el bar, se ve truncado con la aparición de un hombre ensangrentado advirtiendo de que algo monstruoso se acerca. La incredulidad de las personas del bar enseguida se disipa cuando el desconocido saca la cabeza de unas de esas cosas y, por si quedaba alguna duda, cuando una de ellas aparece por la ventana y arranca la cabeza a mordiscos al desconocido visitante. El desafortunado forastero tenía razón, así que el grupo de personas que se encuentra en el bar decide apuntalarlo e ingeniárselas para luchar por sobrevivir al feroz ataque de estos humanoides.
El elenco de personajes es de lo más variopinto. Nada más y nada menos que un acabado repartidor de cervezas y su mujer, un repelente chulo de pueblo, un redneck proxeneta, una mujer sorda de 60 años, un joven en silla de ruedas, una adolescente camarera que sueña con huir del pueblo y triunfar en la vida, un yuppie de ciudad, y una madre que no tiene nada que perder, tendrán que hacer frente a sus egos y a la oleada de monstruos que engullen y fornican a todo lo que encuentran a su paso.

A modo de presentación muy Tarantinesca y original, se nos van presentado los personajes con su nombre, ocupación y (este detalle es un puntazo) esperanza de vida a lo largo del film.
Así empieza esta muy entretenida cinta de terror y comedia ácida con escenas gore, que pese a contar con un presupuesto muy ajustado, no escasea en sangre, amputaciones y un estupendo diseño de las criaturas. Producida por Wes Craven, Matt Damon, Ben Affleck y Chris Moore, “Feast” (en Inglés) cuenta con algunas caras conocidas en el reparto como Jason Mewes (Jay, para los seguidores de Kevin Smith) o el mismísimo Henry Rollins (vocalista de Black Flag), y consigue hacernos pasar un buen rato durante hora y media con una formula nada novedosa, hay más de una similitud con Caballero del Diablo por ejemplo, pero tremendamente efectiva y llevada a cabo con un ritmo que no decae.

Le sigue una segunda y tercera parte que en mi opinión están lejos de llegar a la calidad de esta, aunque la superan en cuanto a crueldad y escenas delirantes como esta del bebé. Si tu intención es pasar el rato y unas risas, la trilogia de Feast, y sobre todo su notable primera parte, no te defraudarán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: