2000 Maníacos (1964)

2000 maníacos - poster

Título: Two Thousand Maniacs! (Dos mil maníacos)
Año: 1964
Director: Herschell Gordon Lewis
País:  EEUU
Duración: 87 minutos

Un grupo de jóvenes toma un desvío inesperado en medio de la carretera que les lleva a un pequeño pueblo sureño llamado Pleasant Valley. Allí, los habitantes del (aparentemente) apacible lugar, les reciben con banderas, aplausos y la mayor gratitud. Su alcalde, Al Buckman,  les comunica a los forasteros que están de enhorabuena, ya que son los invitados de honor de su primer centenario.
Otro coche, con una pareja en su interior, corre la misma “suerte” y va a parar al pueblo tras coger el mismo desvío. Una vez allí, la pareja se une al grupo de jóvenes que llegó anteriormente y los seis deciden quedarse unos días en el pueblo mientras dure la celebración del centenario, aprovechando la oferta del alcalde de pasar unos días con ellos, con el alojamiento y todos los gastos pagados.
Tanta amabilidad y la desaparición de algunos de los invitados comienza a levantar las sospechas de uno de ellos. Los ingenuos visitantes no saben es que ese desvío ha sido colocado adrede, y que el centenario que celebran en Pleasent Valley es el de un sangriento acto que tuvo lugar 100 años atrás, y que el pueblo piensa rememorar a modo de salvaje y violenta venganza.

Más de 45 años han pasado desde que se filmara la película y aún conserva toda su mala leche, humor negro, y bizarro sentido del ridículo hacia la comunidad sureña, denominados “rednecks” (paletos), y que podemos encontrar en infinidad de filmes recientes, siendo esta una de las pioneras en exagerar ese tópico, y una cinta de culto que no puede faltar en ninguna colección que se precie.
Con algo más de presupuesto, Gordon Lewis (director también de “Wizard of Gore”) y David Friedman intentan repetir las claves de su éxito con la anterior “Blood Feast” (dicen, la primera película gore de la historia) e incluso repiten con parte del rodaje, como la famosa modelo Playboy Connie Mason.

La película es delirante, no esperéis un gran guion o grandes actuaciones. De hecho el final me parece de lo peor resuelto que he visto nunca, sin embargo, estamos ante un festival de muertes esperpénticas, originales y crueles, aunque se agradecería una mejor filmación de la mismas. No sabemos si por culpa del propio Lewis, o por la censura de la época. Si os gusta la temática redneck salvajes, la sangre color rojo tóxico y la música country (¡puede llegar a ser desquiciante!) esta es vuestra película.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: