El Hombre Invisible (1933)

el hombre invisible - poster

Título: The invisible man (El hombre invisible)
Año: 1933
Director: James Whale
País:  EEUU
Duración: 71 minutos

Un misterioso personaje camina entre la nieve en medio de una ventisca. Se trata de Jack Griffin (Claude Rains), un respetado científico. Griffin planea buscar alojamiento en un tranquilo hostal en la aldea de Lping, pero su presencia no inspira ninguna tranquilidad, y con su inesperada llegada al hostal se hace el silencio. El científico lleva la cabeza cubierta de vendas, lo que provoca la incesante mirada y desconfianza de los lugareños. Griffin pide una habitación, en la que se encierra tras advertir a los dueños de la posada de que no debe ser molestado en ningún momento.

En el pueblo de Jack, la desaparición repentina de éste tiene muy preocupados a su novia Flora y a su amigo y compañero Arthur Kemp, quien comienza a buscar a Jack junto al Dr. Cranley, el padre de la joven. Tras investigar el laboratorio del científico desaparecido, allí descubren que Griffin trabajaba con una sustancia química llamada monocaína. El doctor Cranley explica a Flora que la sustancia fue probada en un perro, provocando que el can se volviera blanco y contrajera la rabia al poco tiempo.
Esto hace sonar todas las alarmas y la preocupación aumenta, pero nadie se imagina la verdad.
Jack ha probado el suero consigo mismo y ha conseguido volverse invisible gracias a la monocaína, pero la droga tiene efectos secundarios (cómo ya quedó demostrado con el perro) que afectan al cerebro trastornando su personalidad, y volviéndole cada vez más violento e incapaz de responder a razones.
Consciente del poder de su nuevo “don”, Jack no dudará en aprovecharse de él para sembrar el terror entre los habitantes del pueblo, dejando un reguero de robos, chantajes y muertes a su paso.

James Whale vuelve tras las cámaras con otro de los clásicos de la factoría de la Universal, en la que seguramente sea la mejor de las adaptaciones de esta novela de H.G. Wells. El film es directo, de duración escasa y con un guion bastante justo. Su fuerte es, sin duda, el apartado técnico. Los FX del film en su momento me parecieron brillantes, y hoy en día conservan toda su frescura. El momento en que el doctor Griffin se quita las vendas de la cabeza y es pillado por la odiosa (quien la haya visto, habrá escuchado su cómico doblaje al español y sabrá porque lo digo) dueña del hostal, es memorable.
Ademas, Whale se rodea de dos buenos actores como Claude Rains y Gloria Stuart, ahora conocida por el papel de anciana superviviente en “Titanic”, de James Cameron. En definitiva, la recomiendo sin duda alguna. El hombre invisible, por supuesto, no “Titanic”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: