Tarántula (1955)

tarántula - poster

Título: Tarantula (Tarántula)
Año: 1955
Director: Jack Arnold
País:  EEUU
Duración: 80 minutos

En el desierto de Arizona aparece el cadáver del Dr. Jacobs con el rostro totalmente desfigurado. La autopsia realizada por Matt Hastings, el doctor del pueblo, dictamina que Jacbos sufría una extraña enfermedad que provoca el crecimiento desproporcionado de los huesos, llamada Acromegalia.
Hastings, no contento con los resultados, insiste en indagar en el tema hasta descubrir que el Dr. Deemer, ayudante de Jacobs y el encargado de firmar el certificado de defunción, está usando animales para un nuevo experimento que hace que los huesos crezcan, consiguiendo que los cuerpos a los que se les inyecta, aumenten de manera descomunal. Tal y como ocurre con la acromegalia.
Mientras el Sheriff comienza a investigar el caso de animales que aparecen muertos, Hastings descubre lo ocurrido y comienzan a atar cabos. Tras una discusión en el laboratorio, Jacobs se inyectó el preparado en un acto de impaciencia para comprobar sus resultados. En medio de la refriega, una tarántula escapó del laboratorio. Una tarántula con acromegalia que en pocos días mutará y hará que el insecto tome unas proporciones colosales, causando el terror en el pequeño pueblo de Desert Rock.

Fantástico trabajo el de Jack Arnold (director de, entre otras, “La Mujer y el Monstruo” o “El Increíble Hombre Menguante”) que nos ofrece una de las más celebradas películas de monstruos gigantes, junto con “Them!”. Unos personajes carismáticos, con sus roles tan estereotipados pero efectivos. El chico apuesto que salva a la chica, el científico victima de sus ansias, el sheriff incrédulo, y como no, la joven guapa e inteligente que se aleja del estereotipo de mujer de la época, que sólo estaban para acabar gritando frente a la bestia, como lo hiciera la guapísima Fay Wray en “King Kong”, entre otras miles.
Mención especial también para el modus operandis para crear a la araña, utilizando proyecciones de la misma sobre los planos de la película, consiguiendo así en ocasiones (en otras no tanto) unos resultados estupendos, teniendo en cuenta, por supuesto, las limitaciones de aquella época.

Recomendadísimo film. Un clásico entre los clásicos, que además de ser un pilar de la monster movies, puede presumir de contar con la aparición del grandísimo Clint Eastwood en el rol de piloto y jefe del escuadrón de jets, en una de sus primeras y cortas apariciones en pantalla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: