Demons (1985)

 

demons - poster

Título: Demons
Año: 1985
Director: Lamberto Bava
País: Italia
Duración: 88 minutos

La historia (la poca que tiene) de “Demons” nos sitúa en Berlín. Una joven ha recibido una invitación para el cine, de manos de un extraño e inquietante joven que lleva una máscara metálica que cubre la mitad de su rostro. Este, deambula por el metro repartiéndolas, bajo la mirada desconfiada de la gente.
Tras convencer a una amiga, llegan al Metropol, un cine que parecía abandonado y que la mayoría de los invitados a la cita no recuerdan haber visto antes. Es como si el cine hubiera surgido de la nada.
La película comienza, y en ella podemos ver como un grupo de jóvenes es víctima de una profecía en la que unos demonios (más bien zombies, ya que al igual que estos, contagian y convierten a todo aquel que muerdan o arañan) se apoderan del planeta tras haberse apoderado de todo ser viviente.
Mientras todos disfrutan de la película, nadie imagina que esa pesadilla de la pantalla se va a hacer realidad cuando una de las asistentes se convierta en un horrible demonio, tras haberse cortado con una misteriosa máscara antes de entrar a la sala, despertando así con su ofrenda de sangre, la maldición. La misma maldición que aparece en el film se hace realidad, y con ella, el mismo infierno.
Las puertas del cine de pronto están tapiadas, y los demonios se multiplican en cuestión segundos. No hay escapatoria posible, sólo queda intentar sobrevivir a la masacre hasta encontrar una salida.

¿Quién no ha querido más de una vez, ver una película que no le haga pensar demasiado? Que simplemente transcurra y le haga pasar el rato. Pues bien, dentro del género que abordamos en este blog, “Demons” podría ser el más claro exponente de cine sin prejuicios que tiene como único fin entretener. En ese contexto, el film de Lamberto Bava (hijo del mítico Mario Bava), producido por Darío Argento, no defrauda a nadie. Escenas un tanto delirantes (¿momento moto/katana?) y unos efectos especiales logradísimos, son sus mayores bazas sin duda alguna. Y si alguien se queda con ganas de más, puede completar la sesión con su secuela un año después. Digna, aunque bastante más floja.

Quien quiera una buena dosis de sangre, muerte y gore sin explicaciones, acompañada de una BSO con rock del momento, la cruda visión del italiano y la magia de los ochenta, aquí lo tiene en bandeja.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: