El Monstruo de los Tiempos Remotos (1953)

el-monstruo-de-los-tiempos-remotos-poster

Título: The beast from 20,000 fathoms / El monstruo de los tiempos remotos
Año: 1953
Director: Eugène Lourié
País:  EEUU
Duración: 80 minutos

Como la mayoría de películas de la época que tratan el tema de monstruos de proporciones desmesuradas, todo comienza con unas pruebas militares. La explosión nuclear provocada por una investigación en el Ártico, desvela en el radar una enorme figura que pronto desaparece sin dejar rastro. Todo parece indicar que ha sido un simple error del radar, pero nada más lejos de la realidad.
La explosión ha dinamitado un bloque de hielo que mantenía en letargo a un Rhedosaurio, una bestia prehistórica extinguida hace 100 millones de años, que ha quedado libre tras la prueba y que no tardará en aterrorizar los mares mientras se acerca a Manhattan, donde terminará de sembrar el pánico.

El profesor Tom Nesbitt, que se consiguió ver al monstruo mientras socorría a uno de sus hombres en la expedición, intenta convencer al mundo de que existe una criatura gigante suelta, pero ni los constantes ataques a embarcaciones o los avistamientos de serpientes en el mar, son pruebas fehacientes para que se le tome en serio. Tras contactar con uno de los supervivientes del ataque del monstruo a una embarcación, consigue convencer al coronel Evans y al ilustre profesor Elson, que decide posponer su retiro para ir tras uno de los mayores hallazgos de la historia de la humanidad con la ayuda de su inseparable ayudante la señorita Lee. Juntos tendrán que hacer frente a esta amenaza, e intentar convencer a la población de que no están locos, y de que la ciudad y el país están en peligro.

labestiadelostiemposremotoscapt1

Un autentico clásico de las “monster movies”. Warner Bros produce este film basado en un relato “La sirena de la niebla”, del célebre Ray Bradbury (autor de “Fahrenheit 451” o “Crónicas Marcianas”).
Se encargó de dirigirlo Eugéne Lourié, que contó con la maestría del gran Ray Harryhausen en el que fuera uno de sus primeros y más destacados trabajos de stop motion. Soberbia la labor del angelino.
Juntos lograron firmar una de las joyas imprescindibles de la ciencia ficción, a la que la mismísima “Godzilla” le debe su existencia un año después. Ni el propio Lorié consiguió si quiera acercarse a semejantes cotas de calidad ocho años después con “Gorgo”, con la que guarda más de una parentesco.

Unos efectos especiales increibles, y unas escenas inolvidables como las de el ataque al faro, la destrucción de Manhattan, o la secuencia final en el parque de atracciones, hacen de “El monstruo de los tiempos remotos” unas de las mejores películas ciencia ficción de la historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: